top of page
Search

Refugio El Montecito: Un faro de esperanza para perros en Santiago del Estero

En la serena provincia de Santiago del Estero, en Argentina, existe un oasis de esperanza para aquellos seres que han conocido el lado más duro de la humanidad. Refugio El Montecito conocido como un núcleo de amor y compasión, dedicado al rescate y rehabilitación de perros que han sido víctimas de maltrato o abandonados a su suerte en las calles. Bajo la dirección de Eduardo Groh Riemersma, conocido afectuosamente como “El Polaco”, este refugio ha logrado no solo capturar la atención de la comunidad local sino también resonar en corazones a través de Argentina y Latinoamérica. A través de sus videos, Eduardo comparte la cotidianidad del refugio, donde se le puede ver compartiendo descanso bajo el cielo estrellado con sus rescatados, una imagen que simboliza la entrega y dedicación detrás de su misión.


¿Cómo podrías ayudar al Refugio El Montecito?

La historia de Refugio El Montecito es una de compromiso inquebrantable. Desde su fundación, más de 5000 perros han encontrado en él un hogar temporal lleno de cuidados y amor, esperando por una segunda oportunidad en familias que los valoran y respetan como se merecen. 



Sin embargo, esta noble labor no está exenta de desafíos. Las necesidades del refugio son enormes, desde la alimentación y cuidados médicos hasta el mantenimiento de las instalaciones que albergan a esta gran familia de cuatro patas.


El impacto de Eduardo y Refugio El Montecito va más allá del número de perros rescatados; se trata de cambiar la percepción social sobre el trato a los animales y fomentar una cultura de respeto y amor hacia los seres vivos. La vida y labor de “El Polaco” han sido una fuente de inspiración para muchos, demostrando que el cambio es posible cuando se actúa con determinación y compasión.


Sin embargo, la continuidad de este refugio y su capacidad para seguir salvando y cambiando vidas depende en gran medida del apoyo de la comunidad. La solidaridad y la contribución, ya sea a través de donaciones, voluntariado o difusión, son fundamentales para sostener y expandir el alcance de su labor. Apoyar a organizaciones como Refugio El Montecito es más que una acción caritativa; es un compromiso con la construcción de un mundo más justo y compasivo, donde la bondad prevalece sobre la indiferencia. Hoy, más que nunca, es crucial recordar la importancia de nuestra participación activa en causas que buscan no solo aliviar el sufrimiento sino también promover un cambio positivo en la sociedad.


Veamos el video:


Y tú, ¿qué opinas sobre el tema?


- Team One Way News




 

Preguntas de reflexión:


1. ¿Qué aspectos del artículo te hicieron reflexionar sobre el cuidado de los animales?


2. ¿Cómo crees que la participación activa en causas como la del Refugio El Montecito puede contribuir a la construcción de un mundo más justo y compasivo?


3. ¿Cómo te hizo sentir la historia del Refugio El Montecito y su dedicación a cuidar a los animales?


 

Comentários


bottom of page